Lo que cambiará este nuevo Código Penal en Materia de Seguridad Vial

El anteproyecto de reforma del Código Penal viene con muchas novedades, por la que familiares de víctimas viales de todo el país  hace muchos años vienen reclamando.

Siempre cuestionamos a fiscales y jueces por las caratulas de causas donde los imputados eran verdaderos asesinos viales, siempre nos explicaron lo complejo entre el dolo y la culpa, diciéndonos que ellos no salieron de sus casas a matar, veíamos como estos funcionarios en vez de hacer justicia, pasaban a ser defensores de los que nos quitaron la vida de nuestros hijos…como esos funcionarios se metían dentro de la siquis de los asesinos para ver como beneficiarlos e incluso en algunos casos llegando a condenar a los padres de una víctima por el solo hecho de pedir justicia ante tanta impunidad… pero parece que este anteproyecto de CP rompe con el paradigma de siempre beneficiar al que se burla de la ley, de la norma, de las obligaciones que todos los ciudadanos tenemos por igual.

Desde el CP no se puede establecer una norma de penas por lo que pasa por el interior de la cabeza de una persona en el momento de conducir…pero si se puede poner penas para que el que comete, para el que viola faltas establecidas en la ley de tránsito y hace como que no le importara, ocasionando muerte o daños fiscos o poniendo en riesgo la vida de cualquier persona, por esto último este anteproyecto  también prevé penas para el que aunque no ocasionara víctimas ni daños pudiera provocar inseguridad pública, violando las mismas leyes viales.

Se incrementa la pena máxima a 7 años en caso de homicidio culposo (3 a 7 años), dejando a fiscales y jueces prácticamente con la imposibilidad de que la pena no sea efectiva en caso de muerte en un siniestro vial con manejo imprudente o negligente.

Se deja en claro todos los agravantes, sustancias, exceso de velocidad, alcohol, semáforos en rojo y se incorpora la figura de manejo temerario con penas, aunque no ocasione daños ni víctimas.

También la puesta en escena de este nuevo CP y nuestra incansable lucha por justicia hará cambiar el paradigma de los funcionarios judiciales para analizar una caratula o sentencia donde ya no será  necesario  meterse en la siquis del que ocasiona el homicidio, sino juzgarlo por lo que hizo, de forma negligente!!, y de juzgar si es culposo o doloso por lo distante que estuvo respecto a la norma vial establecida.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*